8 de marzo: todas a la calle contra el neomachismo

Cortesía del archivo de Tiempos Salvajes. Ayer fue 8 de marzo. Muchas personas sabemos que se celebra el día de la Mujer. Lo sabemos porque se aprovecha en los medios de comunicación para hacer una agenda de fecha emblemática, porque se hacen más actos culturales con protagonistas femeninas, porque algunas mujeres lo felicitamos, o porque en alguna empresa se regalan flores (nunca subidas salariales, días libres o posibilidades de conciliación).

¿ Mujer Trabajadora? Sí, así fue al inicio, allá por el siglo XX. En el cartel hay algunas citas históricas de lo que pasó en Chicago, con la quema de una fábrica. Más allá de los símbolos, en este póster lo que podemos ver son mujeres de una época lejana. Gran cantidad de ellas. Trabajando, de manera similar a la que la hacían las Cigarreras. Hacinadas en fábricas, con escasos derechos. Parecido a como sigue ocurriendo en las maquilas mexicanas.

Y luchando en las calles. Bajo pancartas. En este caso, en inglés. Aunque aparece Teresa Claramunt, sindicalista catalana. Y muchas más mujeres que conoceríamos si realmente se estudiase historia de manera realista, poniendo nombres y caras a nuestras antepasadas ilustres. Mientras, nos quedamos con perlas como estas, y tantas otras, de la llamada “historiagrafía feminista”.

Los colectivos feministas acogimos ese día para dejar claro que las mujeres, el 51% de la población mundial, no tenemos los mismos derechos que el 50% restante. Yo no recuerdo cuándo se dejó de llamar a este día el de la mujer “trabajadora”. Supongo que aquel en que todas las mujeres nos dimos cuenta que, asalariadas o en el “cuarto propio” de nuestro hogar, estábamos explotadas de cantidad de maneras. Símbólicas, económicas, físicas… Que no teníamos los mismos derechos por el simple hecho de haber nacido mujeres.

Los 8 de marzo, aún cuando luchamos todos los días por exigir nuestros derechos, los medios de comunicación masivos nos dan voz, las instituciones más subvenciones para que se hagan actos de “mujeres”, para que se hable de las dificultades que tenemos, de los derechos que de los que carecemos la mitad de la población mundial. También para hacer actos culturales teñidos de morado, y que hacen ver que las mujeres no sólo nos quejamos sino que creamos en todos los momentos, incluso en los difíciles, aquellos en los que otros lo que harían sería destruir, nosotras aprovechamos para construir.

También hacemos una manifestación. Para ello, se elige un lema. Y se hacen comunicados. Si navegáramos en la Red, encontraríamos de cantidad de organizaciones. Sindicales, políticas, activistas, Ongds, colectivos autónomos de mujeres… ¿Por qué esta diversidad? Pues porque las mujeres somos muchas (¿he dicho ya que el 51% de la población mundial?) y por tanto diversas.

Este año 2012 en la manifestación había más gente. Convocada bajo el lema “NI UN PASO ATRÁS EN NUESTROS DERECHOS. AHORA MÁS QUE NUNCA ¡REVOLUCIÓN FEMINISTA!” tal vez la respuesta masiva se debía a que, pocos días antes,  la RAE había realizado un sesudo informe de 18 hojas criticando las guías de lenguaje no sexista, como las de CGT o tantas otras. Las feministas que se han ocupado de analizar el lenguaje, como Mercedes Bengoechea, autora del Informe Nombra, ya saben y se esperan estas respuesta patriarcales, pero tienen claro que con el cambio de las formas (el lenguaje) también se modifica el fondo (el patriarcado que sustenta las desigualdades de género). Aunque moleste a una institución que no se caracteriza por ser especialmente benévola en la representación de mujeres y hombres.

Y también estaba la indignación por haber escuchado a un Ministro de Justicia equiparar la maternidad (el no ejercicio de la misma, más bien) con la violencia estructural y la violencia de género para justificar el cambio en la Ley del Aborto. Sin mencionar que van a incumplir la promesa electoral sobre el permiso de paternidad, que también asegura la maternidad real, no la biológica del parto, sino la de los cuidados a los y las niñas.

En la manifestación estábamos muchas, y también muchos. Hartas, indignadas y cansadas de “tanto tio chulo”. Y con ganas de demostrar que “somos guapas, somos listas, somos todas feministas” y que no se puede “ser la mujer de tu vida porque soy la mujer de la mía”.  Con peinetas, con batukada llena de mujeres fuertes portando y tocando todo tipo de percusiones, porque “si no se puede bailar, no es mi revolución”. Con charanga que nos ponía música para repetir una y otra vez que “Mari Carmen antes era una esclava, y ahora feminista es”. Cantando “La Chica P P”. Con pancartas hechas de una manera profesional, y otras hechas con cartulinas. Convocadas por la Comisión de Feminismos del 15M, que ya había lanzado su Grito en video. En el Bloque de Zorras, Putas, Golfas y Bolleras, que invitaban a reivindicar que “No significa No”, que “no soy tu zorra ni tu conejo”. Dejando claro que estamos “hasta los ovarios de contratos precarios”, que “ya tenemos trabajo, lo que queremos es empleo”. Que somos “autónomas para decidir”, que queremos “aborto libre y gratuito” y que saquen “los rosarios de nuestros ovarios”. Teniendo claro que “mujer, si no luchas, no se te escucha” y, tal vez, que es hora de invitar a que  “ante la duda, tú la viuda”.

Llenando, otro año más, esta noche y esa calle madrileña de Atocha de morado. Dejando pintadas para ver si quedan los mensajes y reivindicaciones que llevamos diciendo siglos. Orgullosas de  las vaginas que tenemos, de las que hemos salido pero que además muchas mujeres tenemos que dejar claro que  deseamos porque “no somos amigas, nos comemos el coño” ya que somos “lesbianas, porque nos gusta y nos da la gana”.

Por cierto. Invitamos a todas las personas a que, a partir de ahora, queden en la OSA y el Madroño. Sí, compañeros y compañeras. El símbolo de Madrid es mujer (bueno, animal hembra). Ayer se intentó vestirla acorde a su sexo, pero parece que “la talla 38, le aprieta el chocho”.

¡LA REVOLUCIÓN SERÁ FEMINISTA O NO SERÁ! ¡NI UN PASO ATRÁS!

Print Friendly
Share

1 Comment

Filed under De Madrid

One Response to 8 de marzo: todas a la calle contra el neomachismo

  1. martha

    LA REVOLUCION SERA FEMINISTA,NO LO DUDO!! LAS FELICITO X SU LUCHA, YO, ESTOY DE ACUERDO CON USTEDES. SALUDOS Y BENDICIONES .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>