Pasacalles contra las redadas racistas y la impunidad policial

Este domingo 27 de octubre a las 12:oo en Plaza Lavapiés, el Grupo de Migración y Convivencia de la Asamblea Popular de Lavapiés, convoca a las vecinas a participar en este pasacalles que pretende denunciar las redadas racistas que la policía continúa llevando a cabo en nuestro barrio y la impunidad policial que vivimos los vecinos del barrio día tras día. La manifestación está legalizada, por seguridad de nuestros compañeros en trámites de regularización de sus permisos de residencia.

pasacalles_cartelDesde el Grupo de Migración de la Asamblea Popular de Lavapiés hemos convocado esta concentración para denunciar la escalada represiva con la que la Policía Nacional, la Policía Municipal y los demás aparatos policiales y judiciales del Estado, dominados por una ideología racista, se siguen cebando contra la población migrante de nuestro barrio.

En los últimos meses hemos vivido actuaciones criminales por parte de la policía que superan incluso nuestras peores expectativas:

- Las constantes redadas racistas y controles policiales por perfil étnico se siguen multiplicando en cada calle, cada esquina y cada parada de metro y de autobús de nuestro barrio, mientras la Delegación del Gobierno y el Ministerio del Interior siguen negando su existencia. Queremos recordar a nuestros vecinos y vecinas que estas redadas son absolutamente ilegales y contravienen las propias leyes y convenios internacionales suscritos por los diferentes gobiernos españoles en materia de derechos humanos. No se nos puede parar por la calle y exigirnos documentación simplemente porque tengamos cara de africanos, bangladeshíes, magrebíes, gitanos, etc., y porque no llevemos ropas caras que demuestren un estatus económico alto.

No se puede encerrar en los inhumanos calabozos de las comisarías de Leganitos, Aluche, etc., a personas simplemente por estar en proceso de regularización de sus permisos de residencia. No estar en posesión de un papel que pruebe nuestra estancia regular en España constituye una falta administrativa y en ningún caso puede justificar el encierro de una persona hasta 72 horas en una comisaría y hasta 60 días en esos centros de tortura llamados CIE.

- Compañeros “sin papeles” de nuestra asamblea seguimos siendo secuestrados casi a diario por policías disfrazados de personas que nos abordan por la calle mientras vamos a trabajar, a hacer la compra, o a dar un simple paseo por el barrio. En el mejor de los casos, pasamos dos noches en un horrible calabozo, sobre una colchoneta llena de excrementos y con una única manta sucia para protegernos de la humedad y el frío. En otros casos, y tras pasar a disposición judicial, nos encierran hasta 60 días en un centro penitenciario como es el CIE de Aluche, donde ya han muerto personas porque los policías que lo custodian les niegan la asistencia médica y existen deplorables condiciones de salubridad e higiene, denunciadas por diversas ONG y colectivos.

- De forma sistemática, la Policía Nacional confisca los pasaportes de nuestros vecinos. Cuando en alguna de esas redadas y controles racistas los policías encuentran a alguno de nuestros vecinos sin permiso de residencia en regla con el pasaporte de su país de origen, se lo confiscan. De esta manera, nos dejan sin ningún documento que pruebe nuestra identidad. Muchas de nuestras embajadas, compinchadas con el gobierno español, se niegan a expedirnos un pasaporte nuevo, o nos exigen cantidades de dinero absurdas por hacerlo, dejándonos así en un auténtico limbo jurídico que nos impide continuar con nuestros trámites de regularización de nuestra estancia en el estado español. Además, esa confiscación ilegal e inmoral de nuestros pasaportes suele ir acompañada de citas en comisaría. Los policías nos llaman a comparecer en sus centros de tortura con la promesa de devolvernos nuestros pasaportes, pero cuando vamos a recogerlos el día convenido, nos vuelven a encerrar y, si coincide que en esos días está programado algún vuelo para devolvernos a nuestros países de origen, nos mantienen allí encerrados hasta que nos deportan.

- Dos compañeros de nuestra asamblea han sufrido palizas en el Aeropuerto de Barajas por parte de policías nacionales. Después de tenernos encerrados una serie de días en el CIE, nos han conducido maniatados y drogados hasta la comisaría que existe en el subterráneo del aeropuerto. Nos han introducido a la fuerza en aviones, sin informarnos de nuestro destino. Cuando hemos protestado dentro de la aeronave, los pilotos, como es su obligación, se han negado a volar con nosotros a bordo y nos han tenido que sacar del avión y poner en libertad. Pero antes, como represalia, los policías se han encargado de darnos patadas y puñetazos por todo el cuerpo y después nos han dejado tirados en el acceso al aeropuerto.

- Otro compañero de nuestra asamblea ha sido víctima de un montaje policial. Un día, estando vendiendo en la calle para ganarse la vida, como todos los días, fue perseguido por varios agentes de Policía Municipal para quitarle su mercancía y requerirle su documentación. Cuando vio que se acercaban, nuestro compañero salió corriendo. Los policías le siguieron hasta su casa en el barrio, entraron de forma ilegal en su domicilio y se lo llevaron detenido. Unos días después, fue llamado a declarar a los juzgados de Plaza de Castilla, donde descubrió que una agente de la Policía Municipal de Madrid le había denunciado por atentado a la autoridad y lesiones. No había intercambiado ni una palabra con ella, y ni de lejos había tenido contacto físico con ninguno de los agentes que se dedican a la “noble” tarea de hostigar a personas que se ganan la vida con la venta ambulante. Los policías, invadidos por su resentimiento de clase y una xenofobia enfermiza, saben que este tipo de causas penales contra personas “sin papeles” se convierten en un obstáculo definitivo en el proceso de regularización de nuestra estancia en España y nos impiden, casi de por vida, conseguir nuestros permisos de residencia por arraigo. Sabemos que este tipo de montajes son una práctica común con la que suelen reprimir e infundir miedo a las personas que detienen en manifestaciones o acciones de protesta contra las políticas de quienes nos gobiernan.  Sin embargo, sentimos que la mayoría de nuestros vecinos solo se preocupan y organizan actos de repulsa cuando los que padecen las causas de estas denuncias falsas son personas españolas, no migrantes y con papeles. Cuando los que lo sufrimos somos los migrantes, estos casos suelen pasar desapercibidos, y eso que las consecuencias de cargar con estas causas penales para nosotros suelen ser infinitamente peores que para cualquier ciudadano español.

- Finalmente, alguno dirá que si estas cosas que estamos contando son ciertas, ¿por qué no las denunciamos? En el Grupo de Migración de la Asamblea de Lavapiés somos varios los compañeros y compañeras que hemos denunciado ante los tribunales a agentes de la policía, con número de placa, que nos han amenazado cuando nos hemos parado a presenciar una redada o control racista en el barrio. Al cabo de unas semanas de presentar nuestras denuncias, siempre ocurre lo mismo: desde el juzgado de turno nos remiten una carta a casa avisándonos del archivo de nuestra denuncia, por no encontrar, dicen, “indicios de la comisión de ninguna falta o delito”. El pasado 27 de mayo de 2012 un policía demente se puso a dar tiros al aire mientras perseguía a un mantero por la calle Amparo, poniendo en riesgo la vida de cualquier vecino que se hubiera asomado al balcón de su casa en ese momento. Varias vecinas que presenciaron la escena interpusieron denuncia contra dicho agente en los Juzgados de Plaza de Castilla. Ha pasado un año y medio y ningún juez nos ha llamado a testificar ni ha investigado lo sucedido.

Por todo ello, queremos hacer un llamamiento a nuestras vecinas y vecinos para que se organicen y den una respuesta contundente a este tipo de actos racistas y delictivos realizados por las “fuerzas de seguridad” en nuestro barrio, con la connivencia de jueces y magistrados, que otorgan una impunidad absoluta a los policías en sus actos delictivos diarios.

No consintamos ni una redada racista más en nuestro barrio.

¡Ningún ser humano es ilegal!

Print Friendly
Share

4 Comments

Filed under Acciones, Agenda, Comunicación, Infolavapiés, Migración y Convivencia, Política, SOS_Lavapiés

4 Responses to Pasacalles contra las redadas racistas y la impunidad policial

  1. Pingback: Agenda del 21 al 27 de octubre | Toma los Barrios | Asamblea Popular de Lavapiés

  2. Francisco Javier Cordoba Oronoz

    Mola!!!!

  3. Pingback: Resumen comunicaciones Asamblea Popular 15M Villa de Vallecas Del 21 al 24 de octubre del 2013 | Asamblea Popular 15M Villa de Vallecas

  4. Pingback: Acta APLVP 26 de octubre de 2013 | Toma los Barrios | Asamblea Popular de Lavapiés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>