Borrador Diagnóstico de la asamblea-Comisión dinamización.

Comisión de Dinamización-Borrador Diagnóstico de la asamblea 1/2/2012

(Preparación asamblea temática 11 Febrero Funcionamiento Asambleario)

Ocho meses después de la Acampada Sol, la Comisión de dinamización de la Asamblea Popular de Lavapiés realiza un proceso de revisión de su metodología con la intención de introducir innovaciones en la asamblea que mejoren su funcionamiento. Lo siguiente es un diagnóstico realizado a lo largo de algunas de estas sesiones sobre aspectos que la comisión ha discutido y considera que pueden modificarse para hacer que el espacio de encuentro de la asamblea sea bueno.

Queremos distinguir tres aspectos en lo que sigue: (i) la asamblea como lugar de encuentro semanal, (ii) la asamblea como colectivo organizado por grupos, comisiones e individualidades y (iii) la comisión de dinamización.

La asamblea de los sábados ha seguido un orden del día durante semanas pre-establecido. Presentación inicial y consenso sobre el orden del día, informaciones sobre las comisiones y grupos, discusión sobre las propuesta de la Asamblea Popular de Madrid dentro de al sección ’15-M en movimiento’, propuestas y un turno final de varios. La revisión de las actas nos ha permitido constatar lo siguiente:

I. Asamblea, lugar de encuentro

Informaciones. El tiempo de las asambleas es limitado y se dan muchas informaciones. Estas son importantes y relevantes emocionalmente ya que dan a conocer los logros y desarrollos de los grupos; sin embargo consideramos que son demasiadas y ocupan demasiado tiempo de las asambleas. En dos asambleas se ha probado trasladar las informaciones de comisiones y grupos de trabajo al final; eso no acorta, sin embargo, la duración de la asamblea. ¿Hay formas de hacer circular la información sin que tome tanto tiempo?

Consultas de la APM. Hemos dedicado una gran cantidad de tiempo a la APM. Aún cuando hay consenso en la comisión sobre su relevancia pensamos que la gran cantidad de cuestiones que se plantean desde la APM requiere demasiado tiempo de la asamblea. Además, esos debates plantean otros problemas: muchas personas desconocen el funcionamiento mismo de la APM y qué tipo de relación mantenemos con ella; en otras ocasiones carecemos de las herramientas para ese debate porque desborda nuestras competencias como asamblea. ¿Cómo tornar las propuesta de la APM en una fuente para ricos debates?

Comunicados. Diferentes grupos de trabajo han presentado en la asamblea en los últimos meses comunicados para su consenso (Migración y convivencia, Vivienda, SOS_Lavapiés, Esto es una plaza, etc.). Su presentación a la asamblea han generado ricos y valiosos debates y ha tenido, en apariencia, efectos diversos para los grupos que los presentaron. El procedimiento actual que se sigue es que un grupo de trabajo elabora un comunicado, se lleva a la asamblea para ser debatido y consensuado. Sin embargo los debates se han centrado principalmente en una discusión sobre el texto de los comunicados y no sobre el fondo, ¿podría darse la vuelta y convertir al tema en el centro de la discusión (y no el texto)?

Orden del día. El orden del día ha pasado por distintos modelos: lo elaboraba la Comisión de Dinamización inicialmente, después los grupos de trabajo y comisiones y al final, al no reunirse ni unos ni otros, los asistentes a la asamblea un rato antes de su comienzo. Creemos que la elaboración de un OD es imprescindible, sin él la asamblea es difícil y caótica. La cuestión fundamental que surge entonces es ¿cómo elaborar el orden del día?, ¿cuándo?, ¿dónde? y ¿quién? debería elaborarlo.

Cuidarnos. Creemos que hemos pecado de rigidez y descuidado la parte emocional. Hay que recuperar la acogida/saludo de las personas que se incorporan a la asamblea, informar de los logros, hacer lectura de textos o poemas…

Lugares y tiempos. La asamblea se ha celebrado semanalmente en espacios públicos abiertos con el buen tiempo y en Tabacalera y Casablanca posteriormente. Creemos que habría que valorar la celebración de asambleas quincenales y considerar la habilitación de los espacios que estamos usando actualmente.

II. Asamblea: comisiones, grupos, individuos

Autonomía de los grupos de trabajo. Inicialmente las acciones de los grupos de trabajo eran discutidas y consensuadas en la asamblea. Desde hace semanas estos han comenzado a trabajar en la práctica de manera autónoma, sin requerir del consenso de la asamblea para sus acciones. La nueva situación obliga a repensar la relación entre los grupos (que son ‘asamblea’ también, parte de ella) y el encuentro asambleario de cada semana.

III. Comisión de dinamización

Comisión de dinamización. La comisión de dinamización ha disminuido en participación, sus reuniones han ido disminuyendo así como su intervención en la gestión de la asamblea. Se ha transformado de manera paralela a la transformación de la asamblea. Como resultado de estas reuniones hemos asumido que la comisión de dinamización tiene como responsabilidad no sólo dinamizar la asamblea sino reflexionar y realizar propuestas innovadoras sobre su metodología (y por extensión sobre las mismas responsabilidades de la comisión).

Print Friendly, PDF & Email
Share

Leave a Comment

Filed under Dinamización, Materiales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *