Banesto desahucia a dos familias en Lavapiés.

Hoy es un día triste en Lavapiés.

Se ha perdido una batalla en la guerra contra los desahucios.

Esta mañana, las familias de Uddin y Hafiz se enfrentaban al segundo intento de desahucio de su vivienda, en la calle Fray Ceferino González, por parte de Banesto.

Una treintena de personas acudieron bien temprano a la calle para mostrar su apoyo a estas dos familias y evitar que se llevara a cabo el desahucio. Sin embrago, en este caso la policía se adelantó. Según explica una vecina, varias docenas de policías custodiaban ya las dos entradas a esta calle del barrio de Lavapiés desde las 6,30 am y pronto empezaron a identificar a todos los vecinos que acudieron a la cita.

 A las 9,30 ya se contaba medio centenar de personas frente a la entrada de la calle Fray Ceferino González con calle Embajadores, al otro lado también se concentraron varias decenas de vecinos para mostrar su apoyo y gritar consignas en contra de la mala praxis de los bancos y la obediencia ciega que la policía presta a la autoridad. “Vergüenza me daría echar a una familia” gritaban los vecinos de Uddin y Hafiz ante decenas de policías que no levantaban la vista del suelo y media docena de cámaras de televisión de varias nacionalidades.

Junto a Uddin y Hafiz se encontraban varios vecinos que pasaron con ellos la noche para amanecer en la vivienda, pero poco antes de las 10.00 abandonaron el edificio ante los consejos del abogado de la PAH. Los dos padres de familia fueron sorprendentemente identificados por la policía para, según dijeron, «comprobar si estaban en situación irregular», comportamiento amedrantador que no solo levantó la indignación de las que les acompañaban, sino que incluso sorprendió a la porpia Comisión Judicial. Así, la policía, que durante la mañana identificó y amenazó con sanciones a decenas de personas solidarias, no dudó ni por un momento en sumar angustia a la angustia del propio desahucio.

Las diez o doce personas que estaban con ellos en la vivienda decidieron salir para evitar mayores problemas a estas dos familias, pero en la calle, que seguía cortada por la policía, fueron retenidos durante cerca de media hora después de ser también identificados. La comisión judicial llegó a la casa de Udin y Hafiz para tomar el piso, dejando a estas dos familias con una deuda de 235.000 euros, en relación a la deuda del piso, intereses y costas judiciales.

El desahucio de las familias de Udin y Hafiz ha sido el primero de Lavapiés y todo el barrio se ha movilizado para intentar evitarlo. Para ello, se ha trabajado durante meses y en las últimas semanas, desde la Asamblea Popular de Lavapiés se han emprendido varias acciones para presionar al banco responsable del desahucio, Banesto.

Las familias de Uddin y Hafiz, migrantes de origen bengalí con tres niñas y un niño respectivamente, compraron hace cinco años un piso de 40 m2 a Banesto, irresponsablemente tasado en 248.000 euros. Hafiz perdió su empleo, a Uddin le bajaron el sueldo, los tipos de interés subieron y, como miles de familias, se encontraron con que no podían hacer frente a las cuotas hipotecarias que alcanzaban ya los 1.500 euros mensuales. El banco se quedó con la casa por 151.000 euros, el 60% del precio que según sus tasadores valía, reclamándoles una deuda de 235.000 euros.

Uddin y Hafiz acudieron a la recién creada asamblea del 15M de su barrio. A partir de ahí, las redes de apoyo y colaboración empezaron a tramarse y la oposición al desahucio empezó a coger cuerpo.

El 28 de marzo, víspera de la jornada de huelga general, medio centenar de personas acudieron a apoyarles en el primer intento de desahucio. Esa batalla fue ganada por la organización vecinal en pocas horas, consiguiendo el aplazamiento en un mes del desahucio, muy a pesar de Banesto, que pidió a la comisión judicial que mandaran a policías antidisturbios a la zona para despejarla de vecinos y testigos. Desde entonces, la presión a la oficina de Banesto en el barrio ha sido constante, con llamadas, faxes, pegatinas y todo tipo de vías para instarles a que condonaran la deuda a estas dos familias. La entidad financiera no dio su brazo a torcer, no se dignó a escuchar a los vecinos del barrio en el que opera y siguió adelante con el desahucio y con la deuda que condenará a estas dos familias.

Pero no todos son malas noticias. La semana lleva ya contadas varias victorias ciudadanas contra los desahucios en Madrid. En sólo dos días se han paralizado dos desahucios en Entrevías y Fuenlabrada; y otros dos han sido suspendidos en Puente de Vallecas y Villaverde. Esta semana aún quedan cuatro desahucios por parar en San Sebastián de los Reyes, Entrevías, Pueblo Nuevo y Valmojado, así que…

¡Manos a la obra, aún hay queda mucho trabajo por hacer!

¡Si Banesto nos echa echamos a Banesto!

Print Friendly, PDF & Email
Share

1 Comment

Filed under Vivienda y Desahucios

One Response to Banesto desahucia a dos familias en Lavapiés.

  1. Pingback: Soy anarquista y antisistema. | la revolución de la buena gente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *